Tu coste hora ¿sabes sacarle partido?

 
CosteHora_OrquestaApp
 
 

¿Conoces tu coste hora? Calcularlo es sencillo –sumar todos los costes fijos y dividirlos por las horas de trabajo al año– pero lo que marca la diferencia es saber usarlo cada vez que presupuestas, facturas y mientras que haces el trabajo ¿Por qué?

 

1.- Si quieres que tu cliente te valore, empieza por valorarte tú (con números, no de boquilla).

Siendo realista y objetivo ¿cuántas horas vas a dedicarle a ese trabajo? Multiplícalas por tu coste hora para tener una cantidad de base, un suelo.

(¿Es difícil estimar las horas? Claro que sí, pero ya irás afinando tus cálculos con la práctica).

 

2.- Sabiendo cuál es tu coste hora, presupuestas y negocias con seguridad. 

Primero porque en función del cliente, de lo bonito que sea el proyecto o de tu situación económica, puedes decidir si vas a ir ‘a ganar dinero’ o si te vale con ‘ir raspado’

Segundo, porque puedes elegir la manera de fijar el precio, de definir el valor del trabajo: 

  • por la media del mercado, si vas a competir contra otros en un concurso…
  • con tarifas, si es un cliente que te da trabajo constantemente…
  • por su valor añadido, la utilidad que le saca el cliente, por las prisas, la complicación que tenga…

Pero como en todos estos casos se trata de ganar dinero, conocer de antemano tu coste hora es la única manera de saber si estás presupuestando bien y, si te aprietan, de saber cuánto puedes bajar.

 

3.- Versiones, cambios, correcciones… también tienen un coste hora

Imagínate que, además de calcular así tus presupuestos, eres capaz de anotar el tiempo que vas dedicando al proyecto distinguiendo entre lo dedicado al diseño, a reuniones, a cambios…

Poder comparar lo que has presupuestado en base a tu coste hora con lo que realmente ocurre y saber cuánto tiempo y cuánto dinero te ha costado cada parte del trabajo es el auténtico cambio. Te permite reaccionar con rapidez cuando los cambios o los imprevistos se están comiendo tu margen y también acumular una experiencia para los próximos presupuestos

Trabajar de esta manera, en base a tu coste hora, es toda una revolución. Es tomar control absoluto del valor de tu trabajo para poder decidir qué hacer con él. Y todo parte de la misma base, conocer y saber usar tu coste hora.