Pentagram, un estudio de diseño peculiar

 

Pentagram es un estudio de diseño multinacional con una estructura empresarial que les ha llevado a ser uno de más grandes del mundo y un referente en el sector tanto por su trabajo como por su peculiar forma de hacer las cosas.

 

Sus características más destacables y diferenciales son:

  • La empresa está dirigida por 21 socios y todos son diseñadores.

  • No tienen CEO’s.

  • No están especializados, trabajan para todo tipo de empresas, productos y marcas, incluyendo proyectos arquitectónicos y trabajos sociales y culturales.

  • Comparten equitativamente los beneficios entre todos los socios.

  • No se guían sólo por el dinero, trabajan para empresas millonarias, medianas, pequeñas e incluso hacen proyectos pro bono (gratis).

  • Publican libros, hacen exposiciones, crean películas, enseñan, moderan, dan conferencias y charlas.

  • Sus oficinas son totalmente diáfanas.

  • Tienen muchas fiestas.

  • Acuden a eventos con mucha frecuencia.

  • Tienen las típicas reuniones serias en una sala de conferencias, pero también hacen viajes, cenas y se van de compras juntos. Es una forma de crear una comunidad, en la que se habla y se hacen cosas diferentes.

¿Quién es Pentagram?

Pentagram fue creada 1962 por tres jóvenes: Fletcher, Forbes y Gill pero a lo largo de los años han ido entrando y saliendo de ella muchos referentes del diseño y la arquitectura.

El momento clave que hizo a Pentagram un estudio de diseño diferente y que hace que hoy en día lo siga siendo, fue en 1974, con la llegada de McConnell quien, contrariamente a lo habitual en otras empresas, no entró en una posición por debajo de los que ya estaban, sino como uno más.

En las empresas con tradicional estructura piramidal, es común que cuando el CEO o un mando clave se retira –o cuando el negocio es comprado por una multinacional– el estudio pierda su esencia y se desmorone, también por el descontento de otros empleados clave que trabajan tanto como los CEOs pero no tienen sus mismas condiciones ya que llegaron más tarde y no participaron de la fundación y crecimiento del negocio.

Pero en Pentagram, estas situaciones no se pueden dar. Los 21 socios son iguales. Al entrar hacen una aportación económica y cada uno tiene su equipo y trabaja en sus propios proyectos o en colaboración con otros socios, pero a final comparten sus beneficios por igual, independientemente de que uno haya tenido un mal año y otro haya ganado millones.

Llevan siguiendo este modelo 44 años y así es cómo lo hacen:

  • Miden sus beneficios o pérdidas cada 6 meses y al final del año reparten equitativamente entre los socios de cada ciudad. Es decir, la oficina de Londres no reparte con la de Berlín.

  • Siguen este modelo porque motiva a uno mismo y también incentiva la colaboración entre socios. Si por ejemplo un socio tiene mucho trabajo y otro no, pueden ayudarse o conseguir proyectos juntos. Todos quieren ser el mejor pero también todos quieren que a los demás les vaya bien. El concepto es que cuando uno esté teniendo un mal año, otros le puedan ayudar.

  • Pero no sólo es cuestión de dinero, también es cuestión de prestigio y reconocimiento. Durante años han realizado proyectos de forma gratuita o a muy bajo precio por ser positivos o importantes para la cultura o la sociedad. De igual forma, han descartado proyectos que resultaban poco relevantes aunque viniesen con mucho dinero detrás.

  • Tienen preferencia por proyectos con influencia y que miren al largo plazo, como los relacionados con la arquitectura, trabajos sociales, libros, exposiciones, películas, enseñanza y conferencias.

10 requisitos para elegir un socio:

  1. Que sean solo diseñadores.

  2. Que estén especializados en áreas diferentes a las del resto de socios.

  3. Que hayan recibido premios o tengan una notable reputación.

  4. Que trabajen solos, que no formen ya parte de otra sociedad.

  5. Que sean treintañeros, una edad en la que ya tienen experiencia pero siguen abiertos a novedades y a cambios.

  6. Que tengan ambición, ya que trabajar en Pentagram es estresante, estás “compitiendo” y compartiendo con gente muy exitosa.

  7. Que sean financieramente exitosos o que estén en ese camino.

  8. Que sean activos y tengan relevancia pública, que escriban, que enseñen, den charlas…

  9. Que estén involucrados en organizaciones de diseño.

  10. Gente con la que te gustaría ir a cenar. Es importante que haya complicidad, que la personalidad de la gente guste y que se compenetre con todo el equipo. Si no te gusta la persona, no querrás hacer negocios con ella, da igual su trabajo o el dinero que traiga.

Quién no sería parte del equipo:

  • Gente motivada únicamente por el dinero.

  • Gente soberbia o con fuerte ego.

Cómo incorporan a sus socios:

  1. Unir tu negocio con Pentagram

  2. Venir desde otra compañía

  3. Ser “ascendido” desde dentro de Pentagram.

Cultura empresarial:

Tienen muchas fiestas, eventos, reuniones pero no siempre como las típicas reuniones en una sala de conferencia, sino que también hacen viajes, cenas, van de compras… Es una forma de crear una comunidad, en la que se habla y se hacen cosas diferentes. 

¿Cómo es el día a día?

No paran, trabajar en Pentagram puede es estresante, por eso Luke Hayman, dice que la gente que trabaja allí no tiene el corazón débil.

El horario básicamente es de 9:30 de la mañana hasta las 6:30-7 de la tarde, como una oficina normal y corriente.

Las oficinas son totalmente diáfanas, no hay privacidad. Así incentivan la comunicación, no hay barreras, todos ven el trabajo de sus compañeros y pueden colaborar.